miércoles

GUATEMALA - Roberto Obregón (1940-1970)












OJO DE AGUA

A la orilla del camino
hay un ojo de agua.
En él, entre las hojas, duerme
la sombra de una estrella.

Así mi patria reposa
en el fondo de mis ojos.

MAGIA

El escultor no hace más que llamar,
con el cincel
y a golpe de martillo,
a los guerreros que duermen
en las espesuras del mármol.

... ESTE VIEJO MAR

El mar
humedece la arena
Sube
por las piedras.
Lame
las plantas de mis pies.
Perro
tiernísimo
viejo.
Se retira
y vuelve a venir suspirando,
regando
su baba
de espuma.
En ella revientan burbujas,
el cristal de los marineros,
y la imagen redonda
de mujeres de finísimo coral.

in:Poesía de barro (1973)
(obra póstuma)

Publicar un comentario en la entrada
 
Elegant de BlogMundi